Lafuente de Inspiración

26/11/2011

Lafuente de Insipiración

“En los vértices del tiempo anidan los sentimientos” reza una canción de Manolo García. En cierta ocasión mientras la escuchaba en el coche con otra persona, intercambiamos impresiones sobre lo que pensábamos que significaba esta frase. Mi versión fue que durante tu vida habrá ciertos momentos en que esta cambiará de rumbo por algún acontecimiento que marcará un antes y un después (ruptura amorosa, cambio de trabajo, perdida de un ser querido). Ese acontecimiento puede ser bueno o malo y lo recordarás siempre no sólo porque cambió tu forma de vivir sino por el cúmulo de sentimientos que se produjeron.
Aunque es pronto para decirlo, creo que ayer se produjo uno de esos acontecimientos. Ya me pasó algo parecido cuando leí los libros “Es fácil dejar de fumar si sabes cómo” y “La paradoja” como se recogen en este mismo blog. Ayer finalicé el curso “Cómo hablar siempre con eficacia” con el profesor Ángel Lafuente organizado por Learn & Show. Yo ya conocía a este pajarraco (como el cariñosamente se autodenomina) del TEDx Canarias de este año y a pesar de estar currando en el evento, su ponencia fue la más impactante, rotunda y reveladora a la que he asistido jamas.
Sería un auténtico sacrilego si yo despedazara tan magnifico curso desde este blog (nada más lejos de mi intención). Pero siempre que termino algo especial y como método didáctico y terapéutico me gusta escribir las ideas que me llevo y que de alguna manera han calado en mi memoria. Alla van.
1. Nadie más que yo. Nadie menos que yo. Yo soy la persona más sagrada de este mundo para mí mismo. Si no te amas profundamente no podrás amar a nadie. No se puede ir por la vida pidiendo perdón por existir.
2. El miedo escénico del orador es consecuencia directa de las carencias del punto número 1. Conseguido el primer punto, el miedo escénico se convierte en placer escénico.
3. Cuando hables ten claro un único objetivo. COMUNICAR. Si comunicas todo lo demás se te dará por añadidura.
4. El que habla bien y consigue comunicar tendrá una clara ventaja sobre los demás.
5. La confianza y la autoestima es la clave. Hablas tal cual eres y hay que tener seguridad cuando se habla. Hay que basar la seguridad en la autoestima no en el dinero o en la posición social o empresarial.
6. Al hablar tener claras las 7 reglas principales del orador
6.1 Nunca la palabra antes del pensamiento. Parir la idea en la mente antes de encarnarla en palabra.
6.2 No cortar tus propias frases. Sólo la frase completa comunica.
6.3 Frases breves. El que fragmenta el mensaje con punto y seguido comunica mejor.
6.4 Mirada interpelante. Mirar a los ojos del interlocutor. La mirada tiene gran poder de comunicación y mantiene la atención.
6.5 Gesto libre. Las manos, los brazos, el cuerpo, los músculos de la cara también comunican.
6.6 Los silencios hablan. Sólo el que domina los silencios dominará las palabras. Si lo que tienes que decir no es mejor que el silencio no lo digas.
6.7 Velocidad posible y adecuada. Hay que hablar a un ritmo variable y adecuado a la situación, al momento y a la audiencia. Saber frenar el discurso si es necesario.
7. El ojo humano no puede dejar de mirar el movimiento. El orador ha de moverse por el escenario para mantener la atención.
8. La colocación de las palabras en la frase coloca los conceptos en la mente. La verbalización es una gran terapia.
9. Cuando dialogues hazlo desde tus principios firmes y personalidad imbatible pero está preparado para revisar tus dogmas y cambiar de opinión si ves que tu interlocutor tiene más razón que tú. Cada verdad es la penúltima verdad.
10. Empieza a cambiar el “qué dirán los demás” por el “qué diré de mi mismo” y no te tomes la vida demasiado en serio. Al fin y al cabo no saldrás vivo de ella.
11. En caso de duda escuchar al mejor de los sabios. El sentido común.

Ayer salí del curso con unas enormes ganas de empezar a aplicar lo aprendido en cada situación, en el gran taller de la palabra que es la vida como lo llama Ángel. Y fui con un par de grandes amigos a cenar y a saborear por igual cada sorbo de cerveza y cada palabra de aquella velada. Y esta mañana he disfrutado del placer de ver despertar a mis hijos en una mañana de sábado. Y he limado asperezas con mi mujer y no he pensado en los problemas del trabajo. Y he sentido unas ganas incontenibles de escribir en este blog, que había abandonado de manera imperdonable abrumado por el desgaste del día a día. Y me pregunto si es casualidad o si el curso de Ángel ha sido Lafuente de inspiración.
Porque el que comunica inspira.
En cualquier caso nunca agradeceré lo suficiente a José María Rodríguez su insistencia en que asistiera. “Con que te quedes con el 1% del curso será el dinero mejor invertido de tu vida” me dijo. Como siempre, das en el clavo amigo.

Posdata: Me gustaría incluir un pequeño consejo que dio Ángel Lafuente para el miedo escénico y espero que si lee esto no le importe que le desvele el secreto. Recomendó un té de herbolario que atenúa casi por completo los síntomas fisiológicos del miedo escénico. Es importante deletrear su nombre de origen alemán porque es complejo.
TE A G U A N T A S
¡ Sencillamente GENIAL !

Anuncios

7 comentarios to “Lafuente de Inspiración”

  1. No solo me gusta oir tus reflexiones AMIGO, sino además leerlas, esto me permitirá repetir su lectura siempre que uno necesite avivar el recuerdo, refrescar en este caso hechos ocurridos en lo que ya es pasado y con su re-lectura se convertirán en mas presente.
    Soy yo el que te dice Vicente, como titulabas ya en tu hoy penúltimo post: GRACIAS!!, por saber estar ahí de forma serena y demostrar que la amistad verdadera existe.
    Sincero Abrazo

  2. Reflexiones de un amigo sobre el Don de vivir con la palabra verdadera

  3. Buena entrada. A veces la gente se aparta y de repente, te deja ver.

  4. Emocionante Vicente, me ha emocionado de verdad, gracias!

  5. Ángel Lafuente Zorrilla said

    Confirmo que se trata de un texto que resumen admirablemente todo mi método que pretende enseñar a comunicar y, mucho antes, consolidar al individuo: Porque sólo de una persona imbatible procede la palalbra que arrastra, incendia, mueve y vende.

    Hermosas palabras las de Vicente que, en otra época, me hubieran convertido en un cretinín inaguantable. Ahora, como me quiero mogollón, sólo me animan a continuar con esta tarea apasionante; pero mi “ego” no se inmuta: Ventajas del verdadero amor propio.

    Enhorabuena a Vicente que, además, se acredita como un magnífico escritor.

    Por lo que me toca, un millón de gracias “públicas” al entrañable amigo Vicente Tetuani.

    Angel Lafuente.

  6. tetuani said

    Gracias a todos, en especial a Angel por sus palabras excesivamente generosas.
    Sé que en el curso se aconsejaba no llamar a nadie maestro, ni darle importancia al que dirán. Pero permitanme que exiba el comentario de Angel Lafuente por aqui como si fuera un trofeo, aunque me salte estas dos normas. Será sólo por esta vez. Lo prometo.

  7. Pablo said

    Amigo! he llegado a tu blog de casualidad, ya que buscaba más material del profesor Lafuente. Soy de Argentina y no he tenido el placer de poder asistir al curso completo, sino sólo de ver por youtube un curso taller de 5 horas que brindó en Derecho a Vivir. Pero me cambió la vida y varios de mis conceptos. Comparto plenamente tu alegría y tus dichos al respecto.
    Un gran Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: