La esencia del liderazgo

12/01/2010

Hay una lectura que me gustaría recomendar a todos aquellos que tengan personas a su cargo, ya sea en el trabajo, en un equipo deportivo o incluso en el ambiente familiar como padres. El libro se llama “La Paradoja” y debo admitir que fue una revelación para mi. En él se explica en un lenguaje claro y directo (y sobre todo enmarcado en una historia muy amena) cómo para que un colectivo te reconozca como un verdadero lider has de servirle y satisfacer sus necesidades (de ahí el titulo del libro ya que para mandar hay que servir). A bote pronto la idea parece algo descabellada pero lo cierto es que descansa es un principio muy básico. La voluntad de la gente no se puede ganar con exigencias ni amenazas sino con voluntad de servicio, compromiso y sacrificio hacia ellos.  Y como dice “el profesor” no es lo mismo la obediencia debida que la obediencia convencida.

 

A medida que voy leyendo me gusta ir anotando las ideas principales con las que me quedo y que me gustaría extractar a continuación:

  • La confianza es la base de todo lider. No se puede liderar a quien no confía en ti.
  • Ser un buen jefe no está reñido con ser un caballero.
  • Los recursos se gestionan. Las personas se lideran.
  • El saber escuchar es una de las virtudes más importantes de un buen lider.
  • Un buen lider ha de saber diferenciar entre las necesidades y los caprichos.
  • La autoridad se gana a base de servicio y sacrificio por quien se quiere liderar.
  • Las buenas palabras no sirven de nada si no van acompañadas de acciones que vayan en la misma dirección.
  • La única persona a la que podrás cambiar es a ti mismo.

He de reconocer que antes de leer el libro ya tenía cierta intuición de que estas premisas eran correctas. La verdad es que sin saberlo, he estado aplicandolas sin ser consciente de ellas y  el resultado ha sido bastante satisfactorio. Al final la gente seria y profesional (que afortunadamente son la mayoría con la que me he encontrado), agradecen el trato cercano y sentir que tus triunfos o fracasos dependen en gran medida de su rendimiento. Hacer a la gente participe de y no instrumentos para.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: